presos políticos, George W. Bush, disidencia, Cumbre de Praga, Seguridad, Democracia
 

 

Décimo aniversario de la Cumbre de Praga sobre Democracia y Seguridad

compartir Google + imprimir
24 de octubre de 2017

Se conmemoran diez años de la Cumbre de Praga sobre Democracia y Seguridad, la conferencia internacional sobre disidencia democrática organizada en 2007 por FAES, el Instituto para Estudios de Seguridad de Praga y el Instituto Adelson de Estudios Estratégicos de Israel. El entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, se desplazó a la ciudad para participar en la cumbre, junto con el expresidente de República Checa, Vaclav Havel; el presidente del Instituo Adelson, Nathan Sharansky, y el expresidente del Gobierno y presidente de FAES, José María Aznar.

La cumbre, a la que asistieron disidentes democráticos y activistas proderechos humanos de todo el mundo, concluyó con la firma de la Carta de Praga, en la que se exigía que se aislara y condenara a los regímenes antidemocráticos represores de la oposición, y la puesta de libertad de todos los presos políticos. Asimismo se reclamaba que la opinión pública mundial tomara conciencia de la represión y violación de los derechos humanos perpertrada por dichos regímenes. 

En un discurso reciente, George W. Bush ha recordado la Cumbre con las siguientes palabras: “La Carta de Praga, firmada por defensores de la libertad como Vaclav Havel, Nathan Sharansky  y José María Aznar, exigía que se aislara y se condenara a los regímenes que reprimen a los opositores demócratas. Nunca imaginamos que, una década después, nuestras democracias iban a sufrir una crisis de confianza y que el mensaje de libertad sería más tímido y vacilante”. 

Política de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.