EleccionesGenerales, Comunidad Valenciana, PP
 

En un acto del Partido Popular en Valencia

 

"El PP hoy es el PP, con su ADN, sus principios, su historia y su proyecto de futuro"

share Google + print
March 27 2019

El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, ha asegurado en un acto del Partido Popular en Valencia que “estoy aquí con plena convicción. El PP hoy es el PP, con su ADN, sus principios, su historia y su proyecto de futuro. Este es mi partido, por el cual he trabajado, y me siento identificado con Pablo Casado, que es un líder formidable, al frente”. Y ha remachado: “A mi mirándome a la cara nadie me habla de una derecha cobarde, porque no me aguantan la mirada”.

Aznar ha reiterado su preocupación por el futuro de España. “Las próximas elecciones son existenciales y cruciales para el futuro del país, porque nos jugamos cuestiones básicas, empezando por el legado de la Transición y la continuidad de sistema constitucional del 78, que trajo los mejores años de prosperidad, estabilidad y prestigio de España”, ha dicho. A su juicio, “ese legado está puesto hoy en riesgo, por la izquierda del PSOE, que ha dejado de ser un partido constitucionalmente fiable, por los podemitas-chavistas, por los secesionistas y por los cachorros de ETA que todavía no han pedido perdón”. “Eso es lo que gobierna España”, ha añadido.

Para Aznar, “el gobierno que tiene que resultar de las elecciones del 28 de abril tiene que ser fuerte, constitucional, con sentido nacional e histórico. Y su primera obligación es confrontar, inhabilitar y desarticular el golpe de Estado, que todavía no ha parado”. En este sentido ha manifestado que “en España no hay nadie por encima de la ley, nadie por encima de la democracia, nadie por encima del Estado de derecho, y nadie con derecho a cargarse la historia de nuestro país”. Por todo ello, ha asegurado que “necesitamos un gobierno que ponga fin al desafío, la insolencia y la chulería de esa pandilla de incompetentes que gobiernan hoy en Cataluña y que están intentando quebrar nuestra convivencia”.

“Si un país no confronta un golpe de Estado y no lo resuelve y consiente que los golpistas sigan en las instituciones y condicionen el gobierno, ese país tiene que mirar con enorme preocupación su futuro”, ha advertido Aznar, que ha señalado que “o nos enfrentamos y disolvemos el golpe con todas sus consecuencias o vamos a tener muchos problemas. Mientras no lo resolvamos, olvidémonos de lo demás”. “Por supuesto que España necesita una reforma fiscal, educativa y de las pensiones, y más prestigio internacional y más empleo y oportunidades. Pero ¿cómo  vamos afrontar eso si no resolvemos si seguimos o no siendo una nación unida?”, ha cuestionado. 

UNIDAD DE VOTO

Aznar se ha referido a la fragmentación que afecta al centroderecha. “El momento no es fácil por la fragmentación. El espacio del centroizquierda tiene la ventaja de que su voto se está concentrando en el Partido Socialista de Sánchez, mientras los podemitas chavistas se van derrumbando. En el espacio de centroderecha lo que antes era uno ahora son tres. Cuando uno va unido a la elecciones tiene muchísimas posibilidades de ganarlas y cuando va dividido tiene muchísimas posibilidades de perderlas”. “O superamos la fragmentación y concentramos los votos en el PP o corremos el riesgo no solamente de no ganar las elecciones sino de que se nos vaya la Transición, la Constitución y la continuidad histórica  de España”, ha advertido, a lo que ha añadido “con todo el respeto pero con toda mi autoridad moral, la que se me reconozca, y mi experiencia, hago una apelación a la responsabilidad del votante de centroderecha para que vote al PP y nada más que al PP”. "Cuando se hacen algunas propuestas hay que mirar bien lo que se dice", ha apuntado, porque, ha afirmado, “no se trata de repartir armas a nadie, se trata de juntar votos en favor de España". 

“O se elige presidente del Gobierno a Sánchez o a Casado. Sabemos que si gana Sánchez van a gobernar los mismos, con los mismos y para hacer lo mismo, pero con un precio mayor, porque el precio de la nueva coalición es el indulto de los golpistas y una consulta en Cataluña y otras partes de España. Ese es el precio y no se debe pagar”, ha rematado. Frente a ello, “tenemos nuestro candidato constitucionalista, que engloba la historia del PP y la mejor historia de España”. 

El expresidente del Gobierno ha recordado que “cuando llegamos al poder en 1996, nuestra tarea era la continuidad  histórica de España. Lo dije, ‘venimos a continuar la historia de España, somos hijos de la Transición democrática española’. Esa era nuestra tarea y la cumplimos fielmente. Podemos decir con orgullo que aquellos ocho años fueron brillantes para España. Podemos sentirnos también razonablemente orgullosos de ello”. “Esa era la tarea de nuestra generación, y hoy la tarea de los jóvenes y de todas las generaciones es garantizar el legado constitucional, el legado de la Transición. que no volvamos atrás, que no nos vuelvan a enfrentar y que no acaban con España en contra de la mayoría de los españoles”, ha explicado.

“No estoy dispuesto a que la Comunidad Valenciana sea un barrio secundario del nacionalismo catalán, porque la Comunidad Valenciana es fundamental en el proyecto de futuro de España”, ha reiterado.

Política de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.